fbpx Reservar
visiter saona

NECESIDAD DE EMOCIÓN: descubre Saona, isla en el interior de un parque nacional

Una pequeña isla, una gran emoción. Así es como podríamos resumir Saona, joya de la República Dominicana.

Hasta el 1494 perteneció a la población taína y su nombre era Adamanay. Luego fue el turno de los españoles y corsarios; fue repoblado hacia el 1940 y hoy una comunidad dominicana vive en los dos pueblos de Mano Juan, con sus casas de madera azul, y Catuano.

Más de cien especies de aves rodean la isla que ocupa una cuarta parte del Parque Cotubanamá, regulado por el Ministerio del Medio Ambiente.

Se puede llegar navegando desde Bayahibe, deteniéndose en El Peñón y en las Piscinas Naturales en cuyas aguas poco profundas se pueden admirar enormes estrellas de mar.

Uno de los tramos más espectaculares de la isla es el Canto de la Playa: dónde podrás caminar por una playa de arena fina, y nadar entre las mil tonalidades de azul. Un ambiente simplemente increíble, te sientes lejos de todo y cerca de ti mismo.

¿Cómo se llega a este pequeño paraíso?

Los aeropuertos internacionales más cercanos son Punta Cana y La Romana. El Viva Wyndham Dominicus Beach cuenta con un muelle privado dentro de la propiedad, desde el cual se zarpa en lanchas a motor o catamaranes.

La excursión es factible casi todos los días. Otra ventaja es que Viva Wyndham Resorts cuenta con la concesión de una playa en la isla, dónde ha construido un pequeño asentamiento para uso exclusivo de sus huéspedes. Este privilegio refleja la filosofía de Viva Life: respetar el medio ambiente y cuidarlo. El asentamiento no es invasivo y sólo es accesible durante el día; el ecosistema de la isla se conserva y protege siempre.

MANTÉNTE CONECTADO

¿Una primicia?

Únase a nuestra lista de correo y sea el primero en saber todo sobre Viva Wyndham, desde ofertas especiales hasta las últimas noticias ... ¡además hay sorpresas en camino!

Haga clic aquí y regístrese